Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Querer o no querer, es todo un formidable poder de creación, depositado en el corazón del hombre»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

“BORREMOS FRONTERAS”

BORREMOS FRONTERAS

Aspiroz, Juan Mª. Desclee de Brouwer. 288 págs.

Manuel Lozano Garrido
PAX, octubre de 1957

«Desde que un día, sobre las campiñas de Belén, descendió la pacífica salutación angélica que anunciaba el comienzo de la caridad, un espíritu nuevo de unidad, de intersección en el amor  ha ido abriéndose camino en la entraña de la civilización»
En buena lógica, consecuencia natural de la Historia, debe ser la aproximación humana para la comprensión y la mutua ayuda. Es así como nuestro tiempo  parece que encaja ya la dolorosa lección de los nacionalismos extremos, y lenta pero positivamente asistimos a un movimiento de aglutinación que empieza ya a dar los oportunos frutos. Raíz de esta actividad es la esencia ecuménica del catolicismo. Desde que un día, sobre las campiñas de Belén, descendió la pacífica salutación angélica que anunciaba el comienzo de la caridad, un espíritu nuevo de unidad, de intersección en el amor  ha ido abriéndose camino en la entraña de la civilización hasta llegar al punto de madurez que han preparado los acontecimientos. Las vías de salvación inmediatas, están, pues, en esa fusión de todas las gentes para las que el Cuerpo Místico de la Iglesia es un perfecto ejemplo a imitar. El cristianismo está así en condiciones de aportar las bases vitales para esta  transformación y el cristiano ha de ir en vanguardia del ideal.

Esta es la tesis del libro “Borremos fronteras”, que para Desclee de Brouwer ha escrito Juan Mª Azpiroz. El hecho de que abunden católicos al margen de esta apremiante inquietud de la hora, sería suficiente para resaltar la oportunidad del libro. Mas hoy, al acierto del tema se han sumado un planteamiento y un acopio de ideas, hechos y documentos que escasos hilos pueden quedar al margen de un ensayo tan trascendente.

Empieza el autor por analizar la evolución de la Historia hacia la unidad. Fija después los postulados cristianos, los principios teológicos que abogan de continuo por el acercamiento y las continuas reiteraciones papales y de la Jerarquía. Las concesiones que el estado actual de cosas ha de hacer a la necesidad unionista, entre ellas la candente necesidad de limitación de soberanías nacionales, y la posible aportación de cada católico, quedan fijadas con detenimiento.

Uno de los muchos méritos de estas páginas radica en su carácter eminentemente práctico. Así todas las tentativas de unidad –entre ellas la Sociedad de Naciones y la O.N.U.- son analizadas en sus aportaciones y defectos, como así mismo las distintas ideas para unos Estados Unidos del Mundo por lo que el autor se interesa e interesa como una deducción lógica de las amonestaciones pontificias.

Es abrumador el estudio comparativo que se hace de los presupuestos bélicos y benefactores de los Estados dentro de un importante capítulo en el que se analiza el presente internacional. “Borremos fronteras” va precedida de un valioso prólogo de Carlos Santamaría.

En resumen: un libro oportuno, constructivo, rico de ideas y necesario, muy necesario.

Manuel Lozano Garrido, Lolo, 14/02/2014