Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundaci髇 Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático de la verdad en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Cada hombre es un sistema planetario de vocaci贸n, aspiraciones e ideales, girando en torno al astro del coraz贸n que las calienta y vivifica»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Colabora jugando la loter铆a de Navidad con la Fundaci贸n beato Lolo

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Colabora jugando la loter铆a de Navidad con la Fundaci贸n beato Lolo

El Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Este libro recoge los comentarios escritos por D. Rafael Higueras 脕lamo, postulador de la Causa de Canonizaci贸n de Lolo, al elogio de la Carta Apost贸lica de Benedicto XVI, declarando Beato a Manuel Lozano Garrido.

Pr贸logo del libro

Un cierto pseudopesimismo se va arrastrando a lo largo de la historia del Cristianismo. La expresi贸n los calamitosos tiempos que vivivmos, ha resonado en los p煤lpitos y las homil铆as de todas las 茅pocas. Hoy, apoyada, adem谩s, por el peso de la Estad铆stica, tan valiosa para la Sociolog铆a o la Econom铆a, que miden, por ejemplo, si disminuye, o no, el n煤mero de los practicantes... Pero las estad铆sticas exigen una clasificaci贸n previa: aqu铆 los practicantes y all谩 los no practicantes: vamos a contarlos. Exactamente lo que irrit贸 tanto a Cristo que reprendi贸 duramente a los que quer铆an ir a separar el trigo de la ciza帽a. Sencillamente porque se equivocar铆an. Esa no es su misi贸n, sino del Padre Celestial. En ning煤n lugar del Evangelio Cristo pondera el n煤mero de su 鈥減eque帽o reba帽o鈥.

Cristo pide y mide y nos ense帽a a valorar otra cosa. Que se llama santidad, invisible a la Estad铆stica. Nuestra 茅poca es mejor o peor que otras, seg煤n la santidad que circule por las arterias de la Iglesia y del mundo.

De ah铆 la importancia de conocer, elevar y mostrar la realidad de los santos.

Y, hoy, hay santos. Y, en todas las 茅pocas, los ha habido. Y ellos forman la inmensa muchedumbre, que viene de todo tiempo y lugar, y que blanque贸 sus vestiduras en la sangre del Cordero.

Y la Iglesia, con el magisterio cierto que el mismo Jes煤s le concedi贸, nos proclama constantemente la esplendorosa realidad de la existencia de santos; de santos nuestros, de santos actuales.

Es lo que acaba de suceder en un pueblo espa帽ol, Linares, el pasado 12 de junio. Y, adem谩s, un santo, un beato especial, original, notable: Manuel Lozano Garrido, 鈥淟olo鈥. Era la primera vez que un periodista sub铆a a los altares sin ser m谩rtir. Y era un prodigio humano ver que un hombre crucificado hasta el extremo en el dolor, era faro esplendoroso de alegr铆a, de gozo. Y de mirada optimista sobre el mundo y sobre los hombres.

Cuando todos los peri贸dicos del mundo se llenan principalmente de noticias dolorosas, sombr铆as, negras o sucias, este periodista, dolorido en extremo, llena sus art铆culos y libros de bondad y optimismo y se extra帽a de que tarareemos 鈥揺scribe- las canciones de la radio y no se nos pegue el sonido de gloria del Universo.

Es natural que quienes tuvieron el privilegio de conocer, tratar y estudiar a fondo la persona y la personalidad del nuevo beato, sientan la necesidad y la emoci贸n de gritarlo a los cuatro vientos, de publicarlo. Y, en esa responsabilidad y ese impulso, nadie como quien le conoci贸 y dirigi贸 espiritualmente, quien le asisti贸 en el momento de partir hacia el Padre y quien ha tenido el honor de cargar con el esfuerzo de llevar a t茅rmino el proceso, minucioso, que la Iglesia exige para proclamar beato a alguno de sus hijos. Es D. Rafael Higueras.

En estas p谩ginas, querido lector, D. Rafael toma el documento, solemne y cargado de contenido, que firma el Vicario de Cristo, para proclamar a Manuel Lozano Garrido, beato, y lo comenta y saborea con sus recuerdos y su conocimiento de 鈥淟olo鈥.

Un gozo para el esp铆ritu. Una luz sobre los falsos pesimismos: 隆Existe la santidad en nuestro mundo! 隆Existen los hombres santos que, iluminados desde dentro por Dios, proclaman su gloria con sus palabras, sus escritos y sobre todo con su vida!.

Pr贸logo escrito por Venancio Luis Agudo

www.amigosdelolo.com, 20/12/2010