Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Cada día, confiésame mi ignorancia de Dios, dame conciencia de ser analfabeto. Un párvulo de esencia de Dios es lo que soy»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Los enfermos de Linares celebran la Jornada Mundial del Enfermo

El pasado 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, se celebraba la XIX Jornada Mundial Enfermo.

Así,  68 enfermos, de todas las parroquias de Linares, quisieron sumarse a la celebración, participando en una Misa organizada en la Parroquia de Santa María la Mayor.  Aunque  algunos enfermos, por su delicado estado, no pudieron trasladarse definitivamente hasta el templo, fueron muchos otros los que pidieron ser desplazados en coche o ambulancia para poder estar presentes. El  eje central del encuentro fue la figura de Manuel Lozano Garrido como enfermo ejemplar. “Hoy celebramos la fiesta de la Virgen de Lourdes. Una fiesta que desde hace muchos va unida con el día del enfermo.  Y teniendo un enfermo  como Lolo, qué mejor lugar para celebrarlo que la parroquia donde él nació, se bautizó, creció y donde dejó su testimonio. Hoy unimos tres cuestiones: la Virgen de Lourdes, el día del enfermo y a Lolo como prototipo y ejemplo. Lolo, el enfermo que nos ha dejado una huella tan extraordinaria… tanto que ya lo tenemos hoy en los altares”, expresaba D. Ramón López Pozas, párroco de Santa María.

Con un ambiente festivo, la celebración pretendía ser un estímulo para todos los enfermos. “El objetivo de este encuentro es estimular al enfermo, demostrarle cariño, comprensión, revalorizarlo, animarlo. Y, ante todo, poner esa luz de esperanza en el corazón, ante Jesús con la cruz y ante Lolo, que también supo llevarla”, continúa el párroco.

Por su parte, D. Rafael Higueras, Postulador de la Causa de Beatificación de Lolo, quiso destacar a Lolo como peregrino a Lourdes y describir algunas de sus anécdotas. “Es una alegría muy grande celebrar el día del enfermo por primera vez siendo Lolo beato. Hoy, quisiera destacar que Lolo fue, además, peregrino a Lourdes. Tiene unas crónicas preciosas y muchísima densidad que cuentan su peregrinación y lo que significaba su enfermedad. La anécdota que a mí más me entusiasma es cuando Lolo llega a la Gruta, con su postura rígida y su cabeza baja, y le pide a Lucy que le ponga un espejo en las rodillas para, así, ver la imagen de la Virgen. Cuando le retiró el espejo, Lucy asegura que estaba lleno de lágrimas”.

Del mismo modo, Higueras animó a los enfermos a emprender un viaje hacia Lourdes, como lo hizo Lolo en su tiempo. “Creo que si Lolo fue a Lourdes y encontró allí la fórmula de oración de los enfermos por la prensa, creo que Linares hoy tendría que responder planificando una peregrinación de enfermos a Lourdes. Será la mejor manera de venerar a Lolo”.

Finalmente el Postulador quiso destacar la faceta de Lolo como enfermo. Lolo es eucarístico, mariano, es joven, es apóstol, es de Acción Católica, es escritor, es periodista… pero en Lolo lo que es una constante,  en más de 28 años, es que es un enfermo. Y además es un enfermo grave. Lolo vive esperando al Señor y quizá eso sea precisamente lo que identifique al Lolo enfermo. Vive su enfermedad tan en las manos de Dios: rezando el rosario, con la comunión diaria, con la misa frecuente… que realmente lo extraordinario lo hizo ordinario. Lolo hizo una enfermedad tan sumamente extraordinaria y dolorosa  y grave, la llevó de tal manera que no parecía nada”.

Durante el encuentro, uno de los momentos más emotivos, fue la actuación de un grupo de niñas de diferentes parroquias de Linares, que bailaron la canción ‘Dice Lolo’.

Asimismo, al acabar la Santa Misa, los fieles se desplazaron en torno al Altar Mayor para besar la Reliquia del Beato Manuel Lozano Garrido, el enfermo ejemplar.

Dpto. de Prensa del Obispado de Jaén, 17/02/2011