Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundaci髇 Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático de la verdad en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«隆Ah, Amor, qu茅 velado y que desnudo est谩s al mismo tiempo!»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Colabora jugando la loter铆a de Navidad con la Fundaci贸n beato Lolo

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Colabora jugando la loter铆a de Navidad con la Fundaci贸n beato Lolo

Linares, pueblo sin "historia"

Manuel Lozano Garrido
Revista 鈥淟INARES鈥 n潞 19; enero 1953

Por 鈥淗istoria鈥 no se entiende en esta ocasi贸n el conjunto de hechos que destacan de un pasado m谩s o menos glorioso, sino la obra material que recopila el relato cr铆tico-literario de tales hechos.

As铆 las cosas, no ser谩 dif铆cil convenir en que Linares, pese a su vida secular, no tiene a煤n editado el libro que d茅 una visi贸n exacta de su historia. 驴Causas? M煤ltiples y desconcertantes, todas enlazadas por el aglutinante com煤n de una apat铆a gen茅rica, de un desinter茅s hereditario que dej贸 varadas las naves de las m谩s f茅rtiles ilusiones.

A espaldas de toda l贸gica, no han sido estudiosos que modelaran su historia los que han faltado a Linares. Hay un hombre, D. Federico Ram铆rez, sobre el que m谩s tarde hablaremos, que por s铆 solo basta para vindicar el nombre de los historiadores propios.

Por el contrario, el abandono y la incultura precedentes derrumbaron los escasos testimonios hist贸ricos que exist铆an, al par que cegaban nuestros veneros de investigaci贸n. Ah铆 est谩n, para probarlo, C谩stulo, que con su presencia desolada da testimonio de una riqueza arquitect贸nica despilfarrada; la Fuente del Pisar y escudos de la ciudad, en trances definitivos de liquidaci贸n; las herej铆as art铆sticas de Santa Mar铆a; los archivos parroquiales y municipales desaparecidos o esquilmados, con el natural entorpecimiento, entre otras cosas, de la coronaci贸n can贸nica de la Patrona, y tantas y tantas devastaciones, dolorosas de enumerar.

Del penoso calvario que hoy supone satisfacer incluso una curiosidad sumaria, podr谩n dar fe quienes, sintiendo afici贸n por estas cuestiones, intentaron bucear en las fuentes de la localidad.

Lo penoso es que, estas circunstancias se reiteren, amenazando con tomar carta de naturaleza. Linares no ha atravesado nunca 鈥搚 menos ahora- una situaci贸n de suficiencia como para prescindir de su experimentaci贸n anterior. Si la frase, ya t贸pico, de 鈥渓a Historia, maestra de la vida鈥 encierra una verdad indiscutible y la soluci贸n de muchos problemas insolubles, no vemos raz贸n para que Linares no tenga hoy un espejo hist贸rico en el que apoyarse para una proyecci贸n futura. Citaremos un caso concreto.

Padecemos actualmente que las aguas del Pisar se extingan progresivamente. Hay en ello algo aparentemente fatal. Y, sin embargo, lo m谩s probable es que el hecho tenga alguna derivaci贸n quiz谩 extremadamente sencilla. Bastar铆a volver sobre la Historia para ver que en las id茅nticas circunstancias de 1874 unas simples exploraciones dejaron expedito el curso de las aguas, situaron el origen de los manantiales en Linares y dieron pie a la teor铆a de que estas corrientes ten铆an suficiente caudal como para abastecer a la famosa Fuente Cabalina de C谩stulo.

Si el ejemplo lo ampli谩semos a otras esferas, tendr铆amos un encuadre real del momento, y, con 茅l, la urgencia de acabar con este caballo de Troya de los avances inmediatos. Es verdad que ya no nos es posible retroceder en un pasado que tiene solidez inamovible; pero tambi茅n lo es que estamos ante una coyuntura, al tim贸n de un destino sobre cuyo rumbo se nos ha de pedir cuentas en fecha inmediata, y que esta coyuntura es de an谩loga gravedad a las precedentes.

驴Soluci贸n? Del dominio p煤blico es que existe in茅dita una 鈥淗istoria de Linares鈥 鈥撯淎puntes鈥 la llama su autor- que llenar铆a con holgura el vac铆o que lamentamos. Nos referimos a la que en 1890 escribiera el culto historiador local don Federico Ram铆rez, por varios motivos no publicada, y que por su acierto llegue a bordear los l铆mites de lo exhaustivo. En distintos momentos, cuantas veces hemos rele铆do sus p谩ginas, quedamos gratamente impresionados por el detallad铆simo y acertado estudio y el gigantesco esfuerzo de investigaci贸n que representa. En todas las ocasiones, sobre la lectura quedaron gravitando dos convicciones: 1陋 La de que todos esos abundantes y entonces asequibles documentos que D. Federico Ram铆rez utiliza como lugar de partida de su tarea, han desaparecido en la totalidad; hasta el punto de que su 鈥淗istoria鈥 qued贸 como certificaci贸n exclusiva para cuantos estudios se intentaran en lo sucesivo. 2陋 La de que nuestros medios culturales deb铆an sentir escalofr铆o ante una obra sin precedentes ni posible improvisaci贸n, a punto de desaparecer.

En 1890 data el a帽o en que fue redactado el libro de referencia. 隆63 a帽os 鈥搇argos a帽os- en los que sin duda no se ha presionado, o no se hizo la suficiente presi贸n sobre el autor y familiares, para que consintieran en la publicaci贸n! 驴Tan avasalladoras eran las tareas de caf茅 de nuestros hombres cultos, como para incurrir en este imperdonable y elemental descuido?

A veces nos sorprendemos preguntando: A la vuelta de unos a帽os, cuando desaparezcan los familiares que atesoran el manuscrito, 驴pondr谩n los menos allegados el amor que ahora derrochan los actuales en su conservaci贸n? Se nos argumentar谩 que el Sr. Ram铆rez dej贸 expresada su voluntad de que el original permaneciera in茅dito. Contestamos: 驴habr谩 en esta decisi贸n algo m谩s que una invencible modestia de autor o un deseo de permanecer innominado? Si don Federico Ram铆rez hubiera conocido las dificultades actuales, 驴hubiera permitido que su trabajo continuara en el anonimato? Afirmamos que no, y 茅l mismo hubiera salido al paso del peligro. Por eso nuestra insistencia en la publicaci贸n de la 鈥淗istoria鈥 y en la terrible gravedad en que, de no hacerlo, se incurre.

Sugerimos que la empresa se acometa sin demora por especialistas de la localidad, bajo el mecenazgo del Municipio. Ser铆a 茅ste un triunfo que honrar铆a el nombre de quienes lo llevaran a cabo, y el mejor servicio a la ciudad querida. Tengan la seguridad, quienes inicien el camino, que las dificultades que sobre ellos llover谩n quedar铆an minimizadas por la irrebatible fuerza del ideal emprendido. A una de ellas quisi茅ramos ya salir al paso: la de la laguna existente desde la conclusi贸n del libro hasta nuestros d铆as.

No vemos la raz贸n para que ello dificulte la salida de la 鈥淗istoria鈥, m谩xime cuando Linares posee escritores capaces de suplir ese par茅ntesis. Como muestra, ah铆 van los nombres de D. Mariano de la Paz, por su plenitud cient铆fica, y D. Juan S谩nchez Caballero, por su capacidad y juventud. A ambos brindamos la realizaci贸n de esta idea, quiz谩 la m谩s apropiada para el homenaje que Linares debe al historiador D. Federico Ram铆rez.

--
Lolo, periodista Santo
(Blog de ReligionEnLibertad.com)
Beato Manuel Lozano Garrido, 15/10/2014